¿Magia acabada o mal practicada?

Me plantearon la pregunta "¿el FCB perdió su magia?" luego del clásico perdido frente al Madrid en Copa y decidí contestar así: La magia es algo que nunca se pierde. Un mago cuando la practica jamás la olvida, como un niño con su bicicleta. Los magos cada día deben ir mejorando sus trucos y habilidades, para seguir maravillando al mundo entero. El FC Barcelona es uno de los mejores magos de la historia, o mejor dicho, es uno de los equipos con los mejores magos de la época (para no decir historia nuevamente), que en un momento determinado, maravilló al mundo con su filosofía, garra e inteligencia, como cuando un mago logra hacer el truco más espectacular de la historia. Para muchos, el equipo tomó importancia histórica cuando lograron levantar 6 títulos en un año, alcanzando el mayor éxito de todos, una hazaña única.

Cuando un mago logra hacer el mejor show de su vida, tiene dos opciones: seguir viviendo del éxito conseguido o buscar mejorar para seguir dando de que hablar. Creo que el grupo de "magos" catalanes escogió la segunda opción, pero no la lograron concretar de la mejor manera y por eso se fueron por el primer camino, el más sencillo al principio, pero el más doloroso al final. Como se mencionó anteriormente, un mago debe ir mejorando día y día, para no aburrir a su público, ser innovador. En caso de un equipo de fútbol, más que impresionar al público, se debe encontrar una manera para seguir dando frutos. Lastimosamente, a este equipo le tocó unos magos que no quisieron innovar su obra, sino que vivir de los éxitos ya vividos y superados. Debemos agregar que también es importante que estos conocedores de la magia cuenten con una persona que los motive a seguir alcanzando metas, a seguir maravillando, y ese es el entrenador.

Pep Guardiola logró muchas cosas en el equipo con base a lo que tenía y disponía frente a cualquier adversidad, pero se considera más oportuno darle paso a un análisis cuando el entrenador español se marchó. El equipo de Tito Vilanova fue basado en los jugadores con más experiencia, y no con los "magos con nuevos trucos". Tito, quizás por su enfermedad, no logró llevar a este equipo a una continuación de la obra de Guardiola, o simplemente llevarlos por otro camino de éxitos y alegrías. Más bien, debemos recordar que ya para el último año de Pep, el equipo se quedó sin "trucos" bajo la manga y nadie arregló eso. Vilanova se fue a ordenar su vida personal y luchar contra la adversidad con la Liga de los cien puntos ganada gracias a Lionel Messi, un mago que sacó tantos trucos mágicos nuevos, que los demás se quedaban mirándolo.

Llegaría Gerardo Martino, técnico extranjero, que obviamente traía ideas innovadoras para este grupo de magníficos magos, pero que no logró cumplir su objetivo. Martino sabía que estos magos necesitaban trucos nuevos para seguir maravillando al mundo, y cuándo los puso en práctica, se encendió la alarma catalana en contra de trucos "fuera de casa". Para ser más exactos, ganar sin posesión no era ganar para la mayoría de los culés (por dar un ejemplo), especialmente para la prensa que está "del lado del Barcelona". "Tata" se conformaría con que el equipo mostrara más de lo mismo ante conjuntos que ya se sabían los trucos como la palma de sus manos. Martino decidió que los "magos necios" siguieran con un guión que todos se sabían de memoria, para complacer a la prensa que ha pasado de informar a ordenar. En otras palabras, el entrenador decidió no enseñar cosas nuevas a este equipo oxidado porque simplemente sabía que le criticarían por eso. Decidió ser parte de este grupo conformista, decidió ser aficionado de la magia en vez de imponer una nueva, decidió no ser él mismo... y el Barcelona sufrió.

El equipo no perdió la magia y jamás la perderá, pero como un buen mago, si no actualizas tus trucos, si no los practicas con tiempo y sobretodo, si no aceptas que tu show es más de lo mismo, pasarás a la historia como el mago que nunca quiso avanzar más, que simplemente se conformó con una magia conocida por todos y que sólo complacía a un grupo pequeño, la prensa, que a la final, te compraba el ticket y te dejaba el asiento vacío. Al equipo le toca hacer una renovación, desde "magos" hasta preparadores, y si pudiera, de críticos, público y personas externas también.

De manera muy fantasiosa, me despido. Escrito por María, @SrtaBlaugrana


Escrito por: MrFutbolero

Artículo ¿Magia acabada o mal practicada? escrito por MrFutbolero el día viernes, 18 de abril de 2014. Con un total de 0 comentarios.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario