La genialidad y el olvido

Muchas veces, mejor dicho siempre, nos fijamos sobre todo en la velocidad de un futbolista, en su agilidad para el regate, y si es destacable, en su técnica y visión de juego, pero luego, la técnica y la visión de juego pasan a un segundo plano ya que termina siendo el goleador el que se lleva los halagos, galardones, etc...

¿Y qué pasa con los que crean juego? Por que nada en el Fútbol se construye desde el final, ¿qué pasa con los futbolistas que son capaces de detener el tiempo, hacer jugar a todo un equipo y sacarse de la manga un pase, cuando ni siquiera tú desde tu televisor con una visión mas amplia del campo has podido ver? ¿qué hay de aquel futbolista que no necesita correr sin parar para levantar coreando tu nombre a toda una afición?

Hablo de lo poco de la mano que van la genialidad y el reconocimiento, hablo de elegancia con un balón, hablo de que hay genios que olvidamos demasiado pronto, hablo de Juan Carlos Valerón.

Es un futbolista que desde mi punto de vista nunca tuvo el suficiente reconocimiento que se merece, a pesar de haber salido ovacionado de todos los estadios de la liga, en mi opinión siempre será el genio español menos reconocido. Valerón es una persona sencilla, humilde, que se dedica a los demás más que a si mismo, incluso en el campo, el juega para el equipo, nunca para sus beneficios, pocos futbolistas son grandes personas además de buenos jugadores, pocos salen ovacionados de todos los campos que pisan.

Valerón formó parte del famoso "Super Depor", el era el núcleo de esa generación que puso al Depor en la élite del Fútbol europeo, tomo gran parte de culpa en la Victoria del Depor sobre el Bayern München, sobre aquella remontada histórica al Milán, sobre aquella final de copa del rey fastidiandole el centenario al Real Madrid en el mismo Bernabeu.

Le vimos caerse y levantarse, lesionarse y volver mejor que nunca, le vimos prometer devolver al Depor a primera división y además cumplir, le vimos en la selección en aquel mundial de Corea y Japón en el que podríamos haber llegado lejos de no ser por unos desacertados árbitros.

Siempre me imagine a Valerón naciendo unos varios años después y comandando esta nueva generación de futbolistas españoles, ¿os lo imagináis? Hubiera sido un campeón del mundo, algo acorde con su calidad y que maravilla de juego tendría España como si no bastase con la forma de juego actual, me habría encantado verle jugar al lado de Xavi, Iniesta y Busquets, me habría encantado que fuese mas joven y poder seguir disfrutando viéndole tocar el balón.

No soy del Depor, ni de la UD Las Palmas, ni de A Coruña ni de Canarias, nunca me hizo falta nada más que ver un simple partido de Valerón para darme cuenta de que los magos también juegan al Fútbol.
Me dio casi tanta pena como a un aficionado del Depor cuando se marchó entre lágrimas del club en rueda de prensa.

Aún recuerdo junto a mi padre cada Domingo por la mañana viendo al Deportivo De La Coruña, y mas que al Depor, queríamos ver a Valerón.

Y recuerdo a mi padre diciendo: "Valerón es un genio, sabe que el que tiene que correr es el balón, no el" nunca olvidaré aquellas palabras, así como tampoco olvidaré que Valerón me hizo ver el Fútbol de otra manera, que crecí viéndole jugar haciendo magia sobre el césped.

Seguro que no soy el único que piensa que Valerón es irrepetible, que el Fútbol le debe más de lo que el le ha dado y por eso estoy aquí, por darle un reconocimiento mas, por muy poco relevante que este sea, por que cuando abandone el Fútbol algo dentro de mi mundo futbolero se apagará y entonces nos daremos cuenta del futbolista que hemos perdido, y que siempre diré que tuve la gran suerte de haber podido ver jugar a Valerón...

Gracias por hacer del fútbol algo mágico, Gracias por tanto genio.

Escrito por: @BarcaDortmund

Escrito por: MrFutbolero

Artículo La genialidad y el olvido escrito por MrFutbolero el día sábado, 1 de febrero de 2014. Con un total de 0 comentarios.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario