Deulofeu, ¿se viene o se queda?

Gerard Deulofeu, la gran estrella en bruto del FC Barcelona está empezando a explotar en la Premier de manera sorprendente, tanto así que el propio entrenador Roberto Martinez ha declarado lo impresionado que está con las actuaciones de nuestro Deulo. Desde hace varias temporadas lo vemos en las filiales del club, y el año pasado con el pichichi de la Liga Adelante, sabemos que Gerard iba a ser un excelente jugador, con la rojita ha tenido muy buenas actuaciones; era evidente que Gerard sería la próxima estrella del primer equipo del Barcelona.

Con menos de 20 años, a Geri le estaba costando un poco adaptarse a la Premier, incluso muchos analistas consideraban que la liga le quedaba grande, pero estos dos últimos fines de semana ha callado y puesto a gritar bocas, marcándole un golazo al imponente Arsenal de Mesus Ozil puntero de liga, fue este gol el que ha abierto del debate si Deulo vuelve o se queda en Liverpool.
Gerard ha manifestado que la está pasando genial en el conjunto del Everton, que ha aprendido un montón y que además está madurando como jugador y persona, viviendo en nuevos aires en la Primera División del Futbol Inglés, pero ha dejado claro que apenas se acabe esta temporada es jugador del Barcelona, y que sólo eso sabe.

No soy el único que sueña una delantera con Neymar, Messi y Deulofeu, tiene futuro y muchísima calidad en apenas tres jugadores, pero es cuestión del Club en asegurarle a Deulo un puesto en el equipo, y no sólo un puesto, si no jugar una cantidad de minutos merecida y digna para un jugador como Geri. Ahora bien, en este sentido, ya han salido jugadores como Montoya y Tello (sobretodo este último) declarando que se plantean una posible salida del club si el Barca no le ofrece más minutos, argumento de escape que utilizó Thiago Alcantara para salir este pasado verano.

Gerardo Martino ha demostrado ser un técnico que da oportunidades a todos, desde Song hasta Sergi Roberto, y no dudamos desde este blog que Gerard el año que viene va a ser parte importante de este equipo, sobretodo sabiendo que es muy probable que Tello se vaya a final de temporada. Sin embargo, Roberto Martinez no ha dudado ni un segundo en mostrar interés por Deulo, ofreciendo otra temporada de cesión, y no dudo que vaya por todo y quedarse con su ficha; ya es trabajo de Rosell, Zubizarreta y el Tata en no dejarlo salir, y de los primeros dos ni me fío por lo que han hecho en verano con Villa.

Vamos a esperar que pasa, aún es temprano para especular y el propio Gerard ha mostrado su lado no controversial con el tema, declarando que apenas llegue el mínuto 90 de la última fecha de la Premier, es nuevamente jugador del Barcelona, y quedará en él y el cuerpo técnico del club en convertirlo en la nueva estrella emergente de la cantera o en dejarla ir.

Escrito por @Andres_Rojas17
 

El verdadero Tata

"Hemos tenido continuidad, intensidad y profundidad"

La frase, del Tata Martino. El partido, Barcelona 6 – Celtic 1. Un suspiro de alivio, de relajación en el cuerpo. No sólo para él, sino también para miles de culés en el mundo que esperaban un modelo de juego reconocible. Es una frase muy reveladora, a la cual le agregaría: “y Neymar hizo tres golitos”.

Del Tata sabemos que el club de su vida es el mismo que el de Messi y el de Bielsa. Newell’s Old Boys. Ahí fue donde logró los mejores años de su carrera. Era un diez, uno de esos futbolistas sobrados de técnica que están en extinción. Era tan bueno que no necesitaba correr. Todo cambio con el extraordinario Bielsa. Le dejo claro que a partir de entonces, tendría que correr. Y no para buscar espacios o apoyar carreras de ataque, que también, sino con la finalidad de  elaborar tareas defensivas. No fue solamente ese detalle, pero al Tata se le hizo la luz y comprendió que el fútbol tenía algo distinto, y que por ello valía la pena esforzarse. El resultado es el famoso y emotivo “¡Newell’s, carajo!” cuando ambos se coronaron campeones.

El Tata tuvo un fugaz paso por España, jugando como tinerfeño. Regresó al club de sus amores donde a su debido tiempo se le organizó un partido de homenaje-despedida. Al medio tiempo de dicho encuentro, un pibe saltó al césped e hizo jueguitos con la pelota. Lo hizo tan bien, que la hinchada le gritó maradó. Era Messi.

Saltemos algunos años.

Tras un exitoso paso por varios clubes paraguayos, donde jamás perdió dos paridos seguidos, un olvidable saltito en argentina, y una época dorada de regreso en Paraguay, el Tata asumió a finales de 2006 el mando de la selección guaraní, escuadra con la que inició labores en 2007.

Para entonces, el Tata, maduro, experto, tenía ya entonces lo que me parece su principal cualidad. El realismo. El Tata es el Realista. Tenía fundamentos claros sobre el modo de juego, pero también un conocimiento de la gran fortaleza de los rojiblancos. La solidez defensiva. El resultado: Paraguay hizo una eliminatoria brillante, cacheteo a grandes selecciones de Sudamérica y fue al mundial de Sudáfrica 2010, donde salió directo de fase de grupos para superar al equipo nipón y  embestir a la Selección Española, que sufrió lo suyo para saldar el encuentro e ir a su destino con la copa.

El Tata tenía un equipo sólido, fuerte, que se defendía bien y aprovechaba sus recursos al ataque. Era un equipo realista. Tan realista que superó a la Brasil en construcción de Neymar en la Copa América de 2011 y llegó a la final del certamen, donde el tridente Uruguayo le pasó un baño de realidad también. Paraguay cayó por tres a cero.

El Tata, realista, comprendió que su tiempo había terminado y dio un paso al costado. Rechazó una oferta de la selección cafetalera y escucho el llamado del club de sus amores, Newell’s, que se iba a la B.

Newell’s no sólo no descendió, sino que además consiguió un brillante título liguero, en el que dejó jugadas para el recuerdo, con un esquema 4-3-3, abriendo el campo, subiendo a los laterales, con el 9 participando en la creación…y en el que apeó a Boca de la Copa Libertadores, cayendo contra el Mineiro de Ronaldinho –me seco una lagrimilla- en semifinales.

Suddenly, it happens.

Tras una convulsa serie de eventos desafortunados (En mi muy particular opinión: presidencia de Rosell, displicencia de la plantilla, semifinales de Champions contra el Chelsea, salida de Guardiola, primera recaída de Tito Vilanova, segunda recaída de Tito en plena pretemporada) Gerardo Martino es anunciado como nuevo entrenador del Barcelona, adquiriendo de pronto una fama universal. En un momento sumamente crítico.

Aquí hay que hacer una reflexión dolorosa. Ancelotti, el técnico del segundo equipo de Madrid la hizo con ánimo de ofender, pero tenía razón. Y es que el Tata no sabía cómo se manejaba el club ni la sociedad futbolística deportiva en Europa. Cuando se le contrató, imagine que un proceso de tal calibre se saldaría al costo de cero títulos en la temporada. Inmediatamente me calló la boca con la supercopa ante el gran atlético. Hay que decir de todos modos que en relación a su cruce dialéctico con Ancelotti, cien millones de euros no los debería valer no digo Bale, ni siquiera Messi, pero es tema para otro día.

De cualquier forma, el Tata, realista, va aprendiendo. Y creo que mucho sobre las circunstancias de su fichaje. Estas:

- La enfermedad de Tito, en plena pretemporada, sin tiempo para nada. Ni para negociar.

- La opción Luis Enrique, interesantísima, pero cerrada por su fichaje al Celta de Vigo. Hubiese sido un error mayúsculo además de traumático.

- La relación del Tata con Messi, fuese cual fuese. Alguna hay, ya sea por ser el ídolo de la niñez de Messi, grandísimo honor, o por que quisieran poner un spa. Da igual. Mínimo, el visto bueno del Mejor del Mundo lo tendría.

- El estilo. El Tata con muchos conceptos de Bielsa, pero sin hacer de romántico. Si hay puntos del maestro Bielsa que te hacen perder, mejor ignorarlos. Realista. Y abrir el campo.

- Técnico desconocido parcialmente, y desconocedor medianamente de Europa, lo cual implica que no habría mucho problema con que una plantilla bastante pesada, por lo menos en cuanto a títulos se refiere, le aceptará y que además no podría influir demasiado en la política nefasta de Rosell, como por ejemplo, la gira asiática.

En suma, que el Tata no fue contratado, digámoslo así, principalmente por su talento, que lo tiene.

Y que nada más firmar, ya tenía tarea sobre la mesa. Sin ir muy lejos, detectar los problemas de juego, recuperar el estado anímico, fortalecer el estilo o imponer uno nuevo, conocer las capacidades actuales de la plantilla, lidiar con el entorno y la horripilante política de fichajes, aguantar a la prensa, hacer debutar a Neymar, etcétera.

Y el Tata es sensato. Realista.

Así que en un equipo exigente, como lo es el Barcelona, que lucha con gigantes, uno de los cuales amaña cuando puede, y tiene que ganar títulos, lo primero son los resultados. Y con tanto trabajo por delante para el cual lo que se necesita a menudo son años, el Tata optó por asegurar con resultados una base y estabilidad para comenzar. Y los consiguió. Aunque a un gran precio. Las líneas se separaron, se perdió la posesión, y el dominio en fases del juego. Valdés salvo varios puntos. Se peleó con el entorno. La presión no era solidaria. De pronto, lo que decía no coincidía con lo que hacía. Perdió de pronto dos juegos seguidos. Tomo nota y anunció en la plantilla, con sensatez, que quién se lo había hecho no se la volvería a hacer. Si querían ser displicentes, no jugarían. No digo nombres.

Pero ganó un título, es colíder de la liga y primero de grupo en Champions. Ha ganado un clásico e igualado records de efectividad. Ha sentado a Messi cuando era conveniente, le cambió de posición según se requirió y supo hacer entrar a Neymar en la dinámica del grupo. Tiene asignaturas pendientes, como la cantera, pero no se le pueden exigir cosas a quién no prometió nada. Los resultados, a la luz de la razón buenos. Las sensaciones, regulares.

Hasta hoy. Y es que, nuevamente ante el Celtic en Champions, se notó algo importante. Un equipo equilibrado, que encimó recuperó, fue paciente no se alteró, apenas coincidió ocasiones y goleó. Neymar brilló y se estrenó a lo grande en Champions. No importa la fortaleza del rival porque no lo hay pequeño y si un equipo golea es porque puede hacerlo. A veces se necesitan estos puntos de inflexión en las grandes gestas.

Nada es perfecto aún, como lo fue en la era Guardiola. La presión no fue conjunta, se dejó espacio entre líneas y los últimos minutos de displicencia permitieron un gol en contra. Pero la sensación es que empezamos a ver al verdadero Tata. "Hemos tenido continuidad, intensidad y profundidad". Dijo. Y fue un alivió, porque parece que ya conoce tanto que podrá al fin empezar a trabajar en acercar al Barcelona a lo que fue, en hacer lo que puede y lo que es capaz. Pero también se dice que ahora conoce tanto que podría marcharse a fin de temporada.

Esperemos. Qué no sea así.

Escrito por: @aquilaetleo

 

Tocar a las vacas sagradas

Los ciclos en la vida se acaban. No deben olvidarse jamás, pero se acaban. Es ley de vida. Criticar o cuestionar un modelo de éxito no es querer manipular o atacar sin piedad para forzar su desaparición. A veces, hay que regenerar, tocar piezas y buscar soluciones a problemas que surgen cuando la competencia ha entendido cuáles son tus virtudes y sabe sacar a la vista tus mayores defectos.

Y precisamente eso le está pasando al Barcelona del Tata. El técnico argentino quiere regenerar un modelo que le ha dado todo al club azulgrana, pero que ya no funciona con la misma eficiencia porque los jugadores tienen más años, no se corre ni presiona con claridad y porque los rivales ya saben cada movimiento de cada jugador en el terreno de juego. Y ahí, hay que tocar esquemas.

El Tata lo ha intentado buscando un juego más vertical, directo y que aproveche la velocidad de Neymar y Pedro, la verticalidad de Alexis o la llegada de Cesc. Y hasta hace una semana lo había conseguido, pese a tener debates constantes encima de la mesa. Pero hay dos piezas que no funcionan ahí: Xavi e Iniesta.

El de Terrassa necesita tener la pelota, mimarla, asociarse y llevar el tempo del partido. Iniesta, aunque es más vertical, no tiene las piernas para idas y venidas contra jugadores jóvenes como los del Ajax o el Athletic.

Tampoco en defensa se están haciendo las ayudas bien. La distancia entre líneas es tal que estamos volviendo a ver la versión más pasiva de Gerard Piqué. Mascherano, que demasiado hace ya jugando en una posición antinatural, tampoco está en su punto más álgido de la temporada.

Entonces, ¿por qué siguen primando los galones al estado físico? ¿Cómo es posible que en Amsterdam, con la clasificación ya prácticamente certificada, el Tata no sea capaz de probar algo más que Song (y porque Busquets estaba lesionado)?

Sentar a Xavi, Iniesta o Piqué no tendría que ser un suplicio, más aún si ves como los dos cerebros del Barcelona no están en su esplendor física y son sustituidos en las dos derrotas con resultado adverso (algo inimaginable si físicamente estuviesen bien). Tampoco se entiende que Bartra, el defensa más sólido este año, haya visto desde el banquillo este pequeño descalabro. 

Parece que en Cataluña, si tocas una de estas tres piezas, eres detractor o demasiado pesimista. No es tocar el modelo, ni tan siquiera echar a nadie, pero es evidente que estos jugadores no pueden con la carga de partidos que llevan entre bolos, Eurocopas y competiciones domésticas. Los años pesan y toca hacer retoques. 

Hace dos años que el Barcelona peca de los mismos errores. Sin un plan alternativo contra equipos que se cierran (en Europa), sin capacidad de reacción ante equipos más físicos y con una clara debilidad en el juego aéreo por la ausencia de un central. En España vas ganando por la abismal diferencia entre Madrid-Barça-(y Atlético) y los demás, pero en Europa el Bayern te mete 7, el PSG te hace pedir la hora, el Milán destapa tus defectos y el Ajax te paga con tu misma moneda en Amsterdam. 

Si el estilo no se toca hay que dar paso a los jóvenes. Hay que regenerar, buscar alternativas. Si no, será difícil repetir éxitos pasados. No es que acabe ningún ciclo, pero hay que saber empezar a tocar determinadas posiciones para no repetir la era Rjikaard. Si el estilo no se toca hay que dar paso a los jóvenes. Hay que regenerar, buscar alternativas. Si no, será difícil repetir éxitos pasados. No es que acabe ningún ciclo, pero hay que saber empezar a tocar determinadas posiciones para no repetir la era Rjikaard. 

Escrito por @MiguelLois
 

Toca levantar la cabeza

Vuelvo tras mis exámenes a colaborar en el blog, y durante este tiempo han pasado muchas cosas que comentar,y creo que toca un poco de autocrítica y reflexión.

Hemos perdido dos partidos seguidos y, por ser el Barça, tenemos la presión de ser uno de los mejores equipos del mundo, por lo que esto suele ir a mayores por eso mismo.

Lo que ha ocurrido es que el Ajax y el Athletic han sido mejores que nosotros y han hecho bien su trabajo. Entre su buen trabajo y lo que han hecho nuestros jugadores, no hay otra cosa que chapar. Yo creo que han habido dos empanamientos mentales que se han visto en el campo y luego el Tata no ha variado el juego momentáneamente, entre lo que él cree necesario y las pocas variantes que podemos ofrecer si solo por poner un día doble pivote ya le pueden criticar. Mala puntería, desorden defensivo, falta de concentración, desconexión entre medios y defensas (ejemplo claro en la jugada del gol de Muniaín), etc...

Pero, aún así, yo no veo errores en la táctica del Tata, los veo en la ejecución, porque se puede jugar bonito con su estilo, más directo y teniendo el 55/60% de la posesión en vez del 70%. También pienso que hay que ser positivos, porque estas derrotas han llegado ahora y no en cuartos/semis de Copa o Champions ni en la recta final de Liga, sino ahora, en diciembre, además, conocemos a los jugadores que tenemos y lo que nos dieron, por lo que esperemos a ver como el Tata arregla ésto.

Y por último, quiero decir algo sobre las declaraciones ante la prensa: Busquets tenía razón por lo de la roja a Iturraspe (si no me equivoco de jugador), pero podría haber dicho también que nos han comido los leones y que ellos han hecho bien sus cosas, porque si se hicieran las cosas bien no haría falta echarle la culpa al árbitro. Y a Piqué, le recomendaría que en vez de hablar (que tiene razón muchas veces) se dedicara a recuperar el nivel que tenía antes, porque ahora es un central corriente.

Muy buenas a todos, y por supuesto, VISCA EL BARÇA!

Escrito por @BosuBobe
 

THE CATALONIAN STALLION

Rocky Balboa, legendario boxeador de las películas que llevan su nombre, fue un personaje que nos mostró un luchador que se adaptaba a una situación que se le presentaba, trabajaba en ello, evolucionaba y así conseguía derrotar a sus adversarios. Cada vez que veo las películas me recuerda a la situación del Barça. ¿Por qué?, porque para los que no conocen los filmes, en la 3era parte el “italian Stallion” (Rocky) tras ser el mejor boxeador de todos y el más reconocido sufre la pérdida de su entrenador Mickey, la persona que le enseñó todo y lo presionaba para mejorar cada día. Una situación muy parecida con Pep Guardiola y el conjunto catalán (afortunadamente en este caso nadie murió).

Tras la salida del técnico de San Pedor, el Barcelona comandado por Tito Vilanova y el “Tata” Martino posteriormente, ha venido practicando un fútbol inferior para muchos en comparación al que estábamos acostumbrados, defensivamente es más vulnerable (especialmente con Vilanova), y ofensivamente parece que no generara el mismo número de situaciones y se queda sin soluciones. Muchos atribuyen esta condición al bajo nivel de los jugadores clave: Piqué, Xavi, Iniesta y Pedro. ¿Será que realmente esa es la razón? ¿Es decir que fichando nuevos jugadores mejoraría el juego?, la verdad lo dudo, creo que la principal razón es la forma como se está atacando y así mismo defendiendo.

En la película mencionada (Rocky III), Rocky recupera la confianza en sí mismo tras la pérdida y se enfoca en trabajar la velocidad para derrotar a Clubber (Mr. T), algo totalmente acertado, ya que nunca se es lo bastante bueno; siempre se puede mejorar, y, en el caso del Barça lo ha hecho antes, lo hizo en los 4 años de Pep y actualmente también existe un interés en ello. Lo que me preocupa de la transición que se realiza actualmente es que no está tomando ventaja del mejor atributo que tiene la plantilla: la técnica de sus centrocampistas. Si pudiéramos describir a Xavi, Iniesta, Busquets y Fábregas sería en general jugadores de poca estatura, débiles y lentos pero con la mejor capacidad de recibir, controlar  y pasar el balón de todos los jugadores del mundo sin exagerar, ¡POR ESO ES TAN IMPORTANTE LA POSESIÓN DE BALÓN!, ya que de otra manera en una confrontación uno contra uno ellos pierden y se regala el mediocampo.

En esta temporada se utilizan los lanzamientos largos para buscar a los extremos forzando el desborde (no es de extrañar el mejoramiento de Alexis y la buena adaptación de Neymar, jugadores fuertes en el desequilibrio individual y la velocidad, y el bajo rendimiento de Pedro, un jugador mas de asociación), estos pases largos ya no se utilizan como cebo para abrir al contrario y permitir la llegada de los volantes, sino como finalización de la acción y dado que ninguno de los delanteros existentes posee la ventaja física en comparación a la mayoría de defensas se tiende a perder muchos balones y se le permite al rival iniciar su ataque con la primera línea de presión blaugrana delante de la línea del balón, es aquí donde se desnudan las debilidades del equipo mostrando las facilidades que entregan los citados mediocampistas a la hora de defender y la lentitud de la defensa en especial de Piqué.

El secreto siempre fue utilizar la posesión no para ganar esa estadística de manera anecdótica, sino para avanzar a través de las líneas rivales siempre buscando la triangulación para proveer la superioridad numérica en campo rival, y así, por razones de densidad al haber tantos jugadores disponibles para generar la jugada, al momento que se perdía el balón había alguien cerca para recuperarlo. Recordemos que a pesar de tener una edad superior estos jugadores físicamente nunca fueron de gran capacidad física sólo su disposición en el campo facilitaba su desempeño, el sistema era el que protegía las falencias de los jugadores.

Para mí es importante recuperar ese juego corto, la movilidad de los jugadores sin balón y especialmente la triangulación a 1 toque, obviamente los rivales también juegan y muchas veces son ellos los que obligan al Barça a ser largo y generar el efecto ya mencionado por eso es importante reforzarse en ciertas posiciones para no ofrecer ventajas, la semifinal contra el Bayern fue un claro ejemplo de este desequilibrio físico del que hablo: en pelota quieta Dani Alves (173 cm) marcando a Dante (188 cm) y Jordi Alba (170 cm) a Muller (186 cm). A su vez es importante dar otras alternativas en ataque como un 9 de área para poder pivotear si es necesario o utilizar los córners (algo estéril en el equipo desde hace mucho) ofensiva y defensivamente.

Esta sería mi plantilla para la siguiente temporada: Courtois (es importante alguien que conozca la liga y que el idioma no sea una barrera); Alves, Bartra y Dante (o un defensa alto y rápido con buena salida de balón como Chico del Swansea), Verthongen un lateral con proyección que puede hacer de central y con buena altura para defender los centros cruzados; Busquets, Fábregas e iniesta; Messi, Jackson Martinez (o un 9 que pueda jugar en la banda si se necesita tipo Kießling, Lewandowski o Benteke y así poder cambiar el esquema durante el juego si se necesita) y como alternativas Ter stegen; Montoya, Puyol, Mascherano, Alba; Song, Luiz Gustavo (o Wanyama, Keita Baldé, Rafinha Alcántara) Sergi Roberto, Xavi; Deulofeu, Alexis (pensaría en una posible venta a pesar de su rendimiento) y Pedro. A jugadores como Pinto, Adriano, Piqué, Dos Santos, Cuenca  Affelay y Tello habrá que conseguirles equipo. Con esta lista se pueden proponer varios sistemas de juego proporcionándole mayor despliegue corporal, manteniendo el toque y la promoción de cantera algo vital para hacer que los jóvenes estén preocupados por hacer parte del equipo y el nivel en el Barça B mejore.

Cabe mencionar que creo en el trabajo de Martino y lo apoyo, porque creo que eso se debe hacer con cualquier técnico que llegue al club por más que no se compartan unas ideas, además es el único que tiene la posibilidad de modificar algo en el funcionamiento y tomar desiciones. Estoy seguro que tomándolo con calma, trabajando, mejorando algunos detalles tácticos y retomando aspectos que se olvidaron los mediocampistas recobrarán la importancia y por ende el equipo el control de los partidos, estoy convencido que incluso el mejor equipo que tenia Guardiola se puede mejorar y que estos jugadores nos pueden dar muchas alegrías; para los que dudan y vieron las películas del famoso boxeador saben como yo que aún faltan grandes victorias por celebrar.

Escrito por @WilsonNinoV
 

El Barça en crisis, el Súper Madrid y la liga de dos

Hay que ver como es el culé medio! es perder un partido en liga (siendo líder en solitario) y otro en champions (con el equipo clasificado para octavos) y ponerse a la tremenda como si el Barça fuera sexto en Liga. Obviamente los periódicos de la caverna alimentan esta sensación, mientras que los panfletos catalanes y pro-culés se esconden en la autocrítica de los jugadores y los mensajes de apoyo vía redes sociales de los mismos.

Simplemente hay que saber dar un pasito para atrás y caer en la cuenta de dónde se encuentra ahora mismo el Barcelona. Analicemos: Es líder de su liga, con la portería que menos goles recibe junto con la del atleti-y eso que la defensa es una birria, que dirán algunos- y el segundo máximo goleador del campeonato- me reitero,y eso que hay messidependencia, que dirán algunos-. Si bien es cierto que el Barça no está pasando por su mejor momento y aún así está en esta posición privilegiada, inevitablemente me pregunto:¿Dónde estaría este equipo si les respetaran las lesiones y algún tipo como Piqué estuviera en su estado óptimo de forma? Igual es especular mucho, pero mirando cómo están ahora que están "en crisis", me imagino si no lo llegan a estar.

En el otro lado de la balanza, el Real Madrid.¿Qué puedo decir,si hasta la prensa catalana le dedica noticias alabándolos? (cosa que no me parece mal, solo me extraña). Treinta goles en treinta días, TREINTA! Pero ahí los tienes, terceros en liga y a tres puntos de Atleti y Barcelona. Han pasado cuatro partidos importantes (Atleti, Barça y dos veces la Juve) y su balance es de uno ganado, uno empatado y dos perdidos...A mi eso me dice que contra los equipos mas serios, que plantean mas intensidad y no tienen nada que envidiarles en calidad y/o pegada, el equipo blanco no es tan gallito. Veremos a ver cuánto aguanta el Súper Madrid.

Podría terminar este post diciendo que el tercero en discordia es el equipo colchonero. Pero no, del tercero en discordia hablé en el párrafo anterior.No obstante, el Atleti va segundo en liga. Escribo estas últimas líneas para desmentir a aquellos que vaticinaban una liga de dos. Y creanme, esos oráculos futbolísticos no contaban para nada con el equipo de Simeone. Ayer me "explicaba" un cliente que el Cholo estaba triunfando por todo lo que aprendió en Italia, que allí eran los reyes de la estrategia. Para mí, ahora mismo es el más regular de todo el campeonato y bastante sólido en Europa. Veremos también hasta donde llegan los colchoneros.

Un saludo y tal.

PD: nos vemos en twitter @LluisAragonets