Con la sonrisa en otra parte

Pep: “Si queremos ganar en Europa tenemos que mejorar mucho”.

Tata: “La gente se divierte más de lo que vosotros decís”.

Simeone: "Sigo convencido de que la Liga es aburrida. Hay pocas posibilidades para todos los equipos que no sean Madrid o Barcelona”.

Klopp: "Si hubiera visto al Barça con cuatro años, me hubiera dedicado al tenis".

El sábado, un Barça plano y echado atrás goleaba a un inofensivo Granada con Cesc i Alexis como piezas clave.

Ese mismo sábado, 2 horas después, el Bayer de Pep, previa entrada de Thiago y resituación de Göetze como falso 9, atropellaba al Dortmund del tenista Jürgen Klopp con una exhibición de talento y de variantes tácticas impresionantes. Pese a la victoria, Pep, no cesó en su metódico discurso, alertando a los suyos de que para hacer algo importante en Europa, les hace falta mucho más.

Mientras, en España, el Barça, encerrado atrás desde el minuto 45 de partido, le ganaba al Granada gracias a dos penaltis absurdos de los andaluces y a dos contras sacadas de libro por Neymar y Cesc. Un Barça, plano con balón e peligroso sin él. Y en esa sentencia radica todo, el Barça ha evolucionado a un estilo donde cada vez, importa menos el balón y mas la posición, que no posesión.

Me explico, si bien es cierto que los resultados son impecables, pero no de la misma forma. Hemos entrado en el Barça de Cesc y Alexis, el Barça en el que la posición, defensiva e ofensiva cuando se recupera balón es fundamental y en ese apartado, Cesc, Alexis y Neymar son maestros. El tercer gol del otro día, es el claro ejemplo: Nyom llega al área pequeña tras jugada más o menos trenzada (¿cuántas veces pasaba esto antes?), para Pinto, recupera el balón –previo tackle- Adriano, este llega a Busquets que en 8 toques cortos traslada el balón de campo y asiste a Neymar, ya en campo contrario, este, con control y 5 toques, cortos también, asiste a Alexis (maestro donde los haya en tirar desmarques) y este define a las mil maravillas. Todo esto en apenas 13 segundos.

Pese a todo, el Tata, en rueda de prensa, seguía con si idea de las crisis y del fundamentalismo de la prensa. Sin espíritu crítico a lo que el juego se refiere (la cual cosa no quiere decir que no lo haya internamente) la idea del Argentino se aferra a una sola cosa, el marcador.

Mientras, en el país de Angela Merkel, el de Santpedor seguía a lo suyo, llevando el partido a su terreno y dejando en evidencia al que días antes había gozado cuestionar el estilo de “su” Barça. El Bayern, con la pelota como mejor aliado supero sin compasiones a un Borussia que se empequeñeció ante la grandeza de los de Guardiola.

3 horas más tarde y 7 goles previos, el Cholo se repetía a sí mismo hasta aburrirnos a todos en su discurso. Pero ahí radica la mayor diferencia. El Atleti, sabe a lo que juega, lo tiene clarísimo, ahora mismo, es el equipo en Europa que hace mejor ¡su! futbol, y en ese terreno, es muy difícil meterle mano. Y si, los colchoneros, divierten a su afición.

Y llegados en este punto, hay que lanzar una pregunta que solo el tiempo y algunos privilegiados, van a poder contestar…

¿Qué vamos a defender el día que no ganemos (Como ayer)?

El Atleti, lo tiene claro.
El Bayern, lo tiene claro.
El Barça, sólo el Tata sabe.

Veremos...

Escrito por @Embaucador4

Escrito por: MrFutbolero

Artículo Con la sonrisa en otra parte escrito por MrFutbolero el día miércoles, 27 de noviembre de 2013. Con un total de 0 comentarios.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario