¿Y si el delantero está en casa?

Con la llegada de las Selecciones y la necesidad de llenar las páginas en los periódicos deportivos, ha salido otro tema a la palestra, el cual no es otro, que posibles nombres para cubrir un puesto de delantero en el Barca. Con todo el debate que se ha creado, he pensado en mostrar mi opinión acerca de este tema.

En primer lugar, creo que el Barca agradecería tener un delantero centro natural, pero en ningún caso, pienso que se deba de invertir mucho en un ariete, ya que por ahora no lo veo al Barca jugando de manera habitual con un referente claro. Por ello, es normal que haya salido mucho la posibilidad de fichar un delantero prototipo “Larsson”. Es decir, un jugador con mucha experiencia, con facilidad para ver portería, y que tenga claro que lo normal no será que esté en el once titular. El rendimiento que dio el sueco en las dos temporadas que estuvo en el Barcelona fue satisfactorio, así que es normal que la posibilidad de volver a incorporar a un delantero con esas características ilusione a todo la afición.

Bajo mi punto de vista, la necesidad no es un delantero con mucha movilidad, dado que no es necesario que se pueda intercambiar posiciones con sus compañeros de ataque, ya que viene para dar otras opciones en el juego, no para ser un hombre clave. Por ello, lo principal, es su capacidad para fijar centrales, saber abrirse a las bandas para crear espacios y permitir llegadas de segunda línea, al igual que también, su capacidad para rematar dando otras variantes de juego al Barca. Con el estilo que está implanto el Tata Martino, la posibilidad de introducir un delantero en el campo puede tener más éxito de la que habría tenido en campañas anteriores.

Uno de los nombres que con más fuerza se escucha en estos últimos días para rellenar ese vacío que tiene la plantilla del Barca, es el de Klose. No hace falta hablar mucho de este jugador, para saber que con escuchar su nombre, ya se ve el balón entrando por la portería. A sus 35 años, su carrera no está ni mucho menos terminada, ya que todavía sigue siendo una pieza clave en la Lazio, y sigue contando con la confianza de Löw en la selección alemana. Su veteranía, le aportaría esa tranquilidad para saber que quizás no contaría con todos los minutos que podría tener en un equipo de menor nivel, pero si a esa edad te surge la posibilidad de jugar en un equipo como el Barca es difícil decirle que no.

Pero… ¿Y si la posibilidad está en casa?  La Masia siempre ha sido una constante fábrica de calidad de centrocampistas, sin embargo, no se ha tenido tanta fortuna con los delanteros. Pero como ya he comentado, no se necesita invertir en un delantero, por lo que no hay que exigir que sea de los mejores del mundo en su posición. Ahora mismo, el Barca B cuenta con dos delanteros jóvenes y en los que se ha depositado tanto mucha esperanza como ilusión para un futuro. Estos dos jugadores son el camerunés Dongou y el internacional español sub-19 Sandro Ramírez.

El primero de ellos, Jean Marie Dongou (1995), a pesar de que esta ya es su segunda temporada en el filial, sigue sorprendiendo su juventud, ya que todavía tiene 18 años. La temporada pasada, vimos buenas actuaciones suyas, en espacial, en las primera mitad de la temporada de la Liga Adelante, ya que en el segundo tramo empezó a tener más protagonismo el argentino Sergio Araujo. Mide 1,83cm, es hábil con el balón, juega muy bien entre líneas y es un constante incordio para las defensas rivales. En este verano, le pudimos ver ya en la pre-temporada con el primer equipo, donde dejo varios goles y demostró que puede tener un hueco en este equipo. Por ahora, esta temporada está siendo especial para él, ya que ha recibido la llamada para jugar con la selección camerunesa, donde ha podido compartir vestuario con uno de sus ídolos como es Samuel Eto’o. El Barcelona, lo ve como una opción clara de futuro, por lo que también, podría ser una opción para ocupar esa vacante que tiene el equipo en la referencia en el ataque. De esta manera, se ahorrarían el tener que fichar a un jugador, al igual que un canterazo empezaría a ganar experiencia con minutos en un fútbol con mucha mayor exigencia.

Sandro Ramírez (1995), por su parte, afronta su primera temporada en el filial, pero ya cuenta con la confianza de los técnicos, como pudimos ver en el miniclásico que se disputó en septiembre, donde fue titular y anotó uno de los goles de la victoria del Barcelona B. Mide 1’72cm, pero pese a su altura, es un gran rematador, muy veloz y que sabe encontrar muy bien los huecos. En verano, ya disputó con la selección sub-19 el Europeo, donde dejó grandes actuaciones, encontrando portería en varias ocasiones. Lo califican como un delantero muy inteligente, con calidad y muy oportunista, ya que siempre está muy atento a cualquier tipo de rechace.

Por ahora, estos dos jugadores, se han estado turnando el puesto de delantero en el filial, por lo que ambos podrían ser una opción a plantearse para el futuro. El tiempo lo dirá, pero ¿y si la opción está en casa?

Escrito por: @Mikel_999

Escrito por: MrFutbolero

Artículo ¿Y si el delantero está en casa? escrito por MrFutbolero el día martes, 15 de octubre de 2013. Con un total de 0 comentarios.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario