¿Quién aprende de quién?

Desde el año pasado hasta la actualidad hemos sido testigos de que el fútbol como espectáculo no estaba muriendo, estaba agarrando impulso para maximizarse en los próximos años. Con esto me refiero a la Champions que hicieron Borussia y Bayern jugando con un fútbol espectacular y ganando.

A lo de muriendo me refiero con la champions mas fea de la historia, a la Champions ganada por el Chelsea jugando el fútbol mas feo que he visto en mi vida después del  Inter y el Madrid de Mourinho. Pero ahondando en este tema, al cual quiero llegar, es que creo haberme enamorado del fútbol que hizo el Borussia la pasada campaña. Vistoso, con toque, verticalidad y un genio arriba llamado Marco Reus. Pero es que este enamoramiento viene a raiz de que ese Borussia me hizo recordar al Barcelona del sextete y de la Champions en Wembley.

Una máquina de presionar, tocar y moler a goles a los adversarios. Nos (El Barça) dejamos un poco de esa sangre en el camino.

Yo era uno de los que pensaba que luego de la temporada pasada eso no volvería jamás. Jugábamos bonito pero no hacíamos goles, perdimos esa verticalidad y ese punto de presión que nos hizo tan famosos y yo lo vi reflejado en el Borussia. Ver a Gundogan era ver a Xavi.

Pero resulta que no todo estaba perdido a pesar de que veíamos a Alexis como un paquete, a Cesc como una equivocación, a Rosell acabando con el club y echando a Abidal... resulta que entre todo lo malo nos trajeron a un técnico en el que, para ser sincero, yo no confiaba pero que resultó ser nuestro mejor fichaje. Y eso es decir mucho tomando en cuenta que tenemos a Neymar, pero es que este señor está logrando sacar lo mejor de Alexis (ahora hace golazos) y lo más importante, al mejor Cesc. Porque principalmente no se enfocó en volverlo un Xavi porque Xavi solo habrá uno, sino que le pidió que no se guardara nada y ahora el de Arenys está a un nivel brutal. Pero esto no para ahí, yo lo que veo es que el Tata está haciendo un relevo silencioso de lo que es nuestra iglesia; el centro del campo.

El Tata perfila a Cesc en el trabajo que hace Iniesta. Notarán esto al ver que Cesc suele jugar la mayoría de sus minutos en el campo al lado de Xavi, como enganche, donde mejor se desenvuelve. Esto nos hace mas físicos pero a la vez más verticales y más 2009. Por otro lado tenemos a un prodigio del centro del campo como lo es Sergi Roberto.

Iniesta dijo una vez que lo que hace mejor a un jugador de fútbol es no equivocarse y esto hace Sergi Roberto. No tiene nada que ver con Thiago pero tiene mas físico, más recorrido y lo más importante, no se equivoca donde no debe, a diferencia de Thiago que perdía muchos balones. Si los ponemos en una balanza yo prefiero efectividad a magia, porque eso es lo que tiene Sergi Roberto. Hace las cosas bien, no es un Xavi o un Thiago, pero tiene el perfil para llevar la batuta de nuestro centro del campo junto a Cesc y Busquets durante los próximos años.

Más verticalidad, más presión, más físico... así está jugando este Barcelona del Tata. Así juega el Dortmund de Klopp, pero también jugaba así el Barcelona de Pep. Así que, ¿quién aprendió de quién?


Escrito por: MrFutbolero

Artículo ¿Quién aprende de quién? escrito por MrFutbolero el día domingo, 20 de octubre de 2013. Con un total de 0 comentarios.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario