Las nuevas ideas del Tata Martino

Cuando en el mes de julio se anunció que Tito Vilanova no podría seguir al mando del Barcelona debido a que su enfermedad se lo impedía, empezó el carrusel de nombres que ocuparían el banquillo del equipo blaugrana. Los nombres que sonaron con más fuerza fueron los de Luis Enrique y Tata Martino. Finalmente, se eligió al argentino como el hombre indicado para encabezar este nuevo proyecto, poniéndole al mejor jugador del mundo y a uno de los jugadores con más proyección del mundo a su disposición.

Desde el primer momento, el técnico quiso dejar claro que él no venía a cambiar nada, pero como hemos podido ver en estas 8 jornadas, este Barca no es el mismo al que estábamos acostumbrados a ver tanto en la era de Tito como en la de Pep. Como hemos podido ver, este Barca no tiene un estilo concreto y cerrado, su filosofía sigue siendo tener el balón, pero ya no es una obligación, ya que en muchos partidos han pasado de jugar en un ataque estático a realizar jugadas mucho más verticales.

¿A qué se debe esto? Es cierto que el Tata sigue queriendo jugar intentando tener el control del partido, pero ha introducido unos pequeños matices que hace que el Barca en muchas ocasiones realice acciones a las que antes no quería recurrir. Un claro ejemplo de esto, lo podemos encontrar en el partido contra el Rayo Vallecano, ya que la alta presión que realiza siempre el equipo de Paco Jémez, te dificulta sacar en balón jugado desde atrás, por lo que los jugadores ya no tienen ningún problema en utilizar un “pelotazo” cuando lo ven necesario.

Hay dos jugadores claves en este cambio de juego del Barca, uno de ellos es el astro brasileño Neymar, y el otro jugador que ha protagonizado un gran cambio en el juego es Cesc Fábregas. El primero de ellos, nos ha mostrado a todos en muy poco tiempo de lo que es capaz, demostrando que no le ha costado nada integrarse en el vestuario  y en todo momento teniendo claro que venía para ayudar , y pese aún no ha llegado a su máximo nivel, ha ilusionado a toda la afición. La posición natural de Neymar, es la de extremo, y debido a que tiene una gran capacidad de desborde, la idea de realizar un contra golpe es mucho más sencillo, ya que no le es necesario jugar atrás. Neymar abre el campo, por lo que también crea más amplitud para la llegada de los centrocampistas, y es aquí donde entra Cesc. Con el Tata Martino, lo habitual está siendo ver a Fábregas de centrocampista, posición donde se siente más cómodo que jugando como referencia. Con la amplitud del campo del brasileño, jugadores que llegan muy bien como Cesc se aprovechan de ello. Para el estilo del Tata es un jugador fundamental, ya que puede ponerle pausa a un partido durmiendo el balón, o encabezando ataques a mucha velocidad como realizó en el partido contra el Valencia.

Las “pequeñas” ideas que ha introducido Tata hacen que este Barca sea más completo. En primer lugar, tiene más variantes de juego, ya que jugadores como Neymar, Tello y Alexis juegan muy bien al espacio, desbordan y son capaces de abrir huecos tanto para marcar como para asistir. Como hemos podido ver, el Barca intenta presionar más fuerte, dejando a un lado la apatía que mostraron el año pasado en algunas ocasiones. Busquets tiene más libertad, ya que no solo le vemos apoyando a los centrales, sino que cuando el partido está roto sube rápido el balón, como le vimos contra el Ajax asistiendo a Messi. Pero es aquí donde entran los problemas, en la libertad de jugar que tiene Busquets. Para el juego de fútbol al que quiere implantar el Tata, muchas veces con solo un pivote no se puede, ya que como hemos visto en varias ocasiones que se le ha dado todo el campo a Sergio, el cual lo hace muy bien, pero cuando el partido se rompe, que ahora es con más frecuencia que antes, se dejan espacios en el centro del campo que permite que el otro equipo encare con mucha más facilidad.

Otro pequeño problema, quizás sea que cuando vuelva Jordi Alba, el jugar con dos laterales tan profundos que suman jugadores arriba, puede precipitar espacios para que el otro equipo cree superioridad. Son aspectos de juego que los jugadores tienen que asimilar, por lo que creo que no será muy extraño ver algún partido jugar al Barca con Busquets y Song, dándole más fuerza al centro del campo para evitar cualquier descuido.

Todos los jugadores se han mostrado muy satisfechos con el nuevo entrenador, ya que afirman que insiste en realizar ciertos aspectos donde Pep hacía gran hincapié, y sin embargo poco a poco se dejaron de trabajar con la misma intensidad. Ese tipo de aspectos son: la presión a la salida del balón del rival, jugar rápido a un toque y mantener una posesión agresiva, es decir, que las posesiones no solo sean un constante movimiento de balón, sino que sirvan para desarmar a la defensa con constantes internadas.

Para centrarnos un poco más, a mi parecer, la idea del técnico argentino es hacer un equipo total, capaz de llevar el control del partido como de desmontar un encuentro a la contra. Todavía queda por ver como jugadores como Iniesta o incluso Xavi acaban de acoplarse del todo a este nuevo estilo. Pero por ahora, contamos con tres futbolistas que han asimilado esto al dedillo, como son Messi, Neymar y Cesc Fábregas. Todavía es muy pronto para hacer pronósticos, pero parece claro que el juego del Barca variará según el rival, cosa que será idónea para que el juego sea más difícil de analizar para los rivales, y así se tendrá más capacidad para sorprender.

Escrito por: @Mikel_999

Escrito por: MrFutbolero

Artículo Las nuevas ideas del Tata Martino escrito por MrFutbolero el día miércoles, 9 de octubre de 2013. Con un total de 0 comentarios.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario