El Barca acabó con la mala racha de los clásicos

La resaca del clásico será para largo. Como siempre, un enfrentamiento entre el Barca y Madrid trae una gran expectación, todos saben que el que gane el partido ganará algo más de tres puntos. El partido de hoy, no sería diferente. Era el primer clásico para ambos entrenadores. El once que plasmó el Tata era el que muchos esperábamos, el cual estaba formado por: Valdés, Alves, Piqué, Mascherano, Adriano, Busquets, Xavi, Iniesta, Fábregas, Neymar y Messi. Sin embargo, Carlo Ancelotti, realizó varios cambios, introduciendo a Ramos en el centro del campo, rememorando al famoso trivote que realizó Mourinho en anteriores enfrentamientos frente al Barca. En el once, también podíamos ver un tridente ofensivo formado por Di Maria, Cristiano Ronaldo y Bale.

Estaba claro, que el Tata Martino buscaba crear superioridad en el centro del campo, para así poder mantener más la posesión. Pero hoy, volvimos a ver a Messi gran parte del partido por la banda derecha, pero no como en sus inicios, sino internando continuamente al centro. De esta manera, se pretendía mantener la posesión, pero con Ney y Messi en las bandas para que apoyasen en la medular y darle mas apoyos a los centrocampistas. Otra opción de esta variante de juego, era debido a que el Madrid estaba jugando con dos laterales ofensivos como son Carvajal y Marcelo, por lo que se quería buscar internadas por sendas bandas. En muchas ocasiones, hemos podido ver una jugada muy similar a ambos jugadores. Tanto el argentino como el brasileño recibían en banda e iban conduciendo internándose al centro, dándole la opción un jugador que rompiera entre líneas o que entrara por el carril opuesto.

La primera parte fue totalmente del Barca, dejando el equipo de la capital una imagen muy pésima. El Barca dominó, pero mucho mérito de ello fue por errores del equipo blanco. Perdidas de balones, problemas en la salida de balón, falta de movimientos fueron problemas que tuvo el Madrid en la primera parte. El Barca jugó a buen nivel en la primera mitad del encuentro, y gran parte de culpa, la tuvieron tanto Iniesta como Neymar, ambos los mejores del Barca en el partido. Ya  era hora de ver al manchego realizar un gran partido, y apreció como él nos tiene acostumbrados hacerlo, en una cita especial y estuvo de diez. Imprimía velocidad cuando se necesitaba, le dio muchas salidas al equipo y siempre eligió la opción correcta, a parte, que era uno de los jugadores que más se demandaba que diera un partido de este nivel. Neymar se encontraba ante su primer clásico, cosa que no le atemorizó para nada, y no tuvo ningún problema para asumir el protagonismo que Messi no estaba teniendo. Marcó el primer gol, pero ya podían haber sido dos. Le desbordó la mayoría de veces a Carvajal, abría el campo cuando era necesario y se apoyaba en los centrocampistas cuando la defensa se cerraba.

El primer gol llegó tras una gran jugada de Iniesta que Neymar culminó. Pero tras adelantarse en el marcador, el Barca dio paso atrás y dejó que el Madrid empezase a combinar, pero sin llegar con peligro a la portería de Valdés. Fue muy gris la primera parte de Ramos, nunca encontró bien su sitio en el campo y se vio desbordado las continuas aproximaciones del equipo blaugrana. Bajo mi punto de vista, no hay ningún jugador a destacar del Madrid en esta primera parte. En resumen, en esta primera parte, el Barca prefirió asegurar el marcador que ir a por más, cosa que con Guardiola no era muy frecuente de ver.

En la segunda mitad, con la entrada de Illarramendi por Ramos y Benzema por Bale, el Madrid empezó a jugar mucho mejor, y en algunos tramos fue superior al Barcelona, disponiendo de varias oportunidades de poder poner el empate en el marcador. Illarramendi cambió por completo al Madrid. Se le notaba muy metido en el partido. Se encargó de dar una salida de balón más limpia, sin ninguna duda, se convirtió en la brújula de su equipo. Con la entrada de Benzema, el Madrid empezó a jugar con un 4-4-2, con CR y Karim  en la punta de ataque. El francés realizó movimientos de mucha calidad, le facilitó las entradas a Critiano, ya que como retrasaba mucho su posición para recibir, adelantaba la defensa barcelonista dejándole a Ronaldo un carril más amplio para que empleara mejor su velocidad y desequilibrio.

El Madrid tuvo varias oportunidades para poner las tablas en el marcador, pero se encontraron con Valdés y con la mala fortuna de que Undiano no vio un penalti en contra del Barca, donde Mascherano arroyó a Crsitiano impidiéndole disparar a portería. Los de Ancelotti se estaban haciendo dueños del partido, con posesiones largas, buenas presiones y rápidas transiciones. Ante este panorama, el Tata decidió mover el banquillo, dándole descanso a un Fábregas exhausto por el esfuerzo e introduciendo a Alexis Sanchez en el partido. Cuando el gol del Madrid estaba más cerca que nunca, llegó el balón a los pies de Neymar, que se marchó de su marca y encontró en carrera a un recién incorporado Alexis, el cual definió con una elegancia magistral que ya firmaría el propio Messi, realizando una vaselina preciosa desde fuera del área. Alexis dio el gol de la tranquilidad, ya que en ese momento el Madrid estaba siendo superior.

Un gran acierto del Tata fueron los cambios, ya que supo interpretar muy bien el partido, y la entrada de Song lo demostró, al igual que de Alexis para tapar más las constantes subidas de Marcelo. Con el cambio de Song, logró no perder el centro del campo, ya que el jugador camerunés interceptó varios balones y aportó mayor estabilidad. Ya el partido estaba llegando a su fin cuando el Madrid realizó una contra de libro, encabezada y dirigida por Ronaldo, el cual encontró muy bien a Jesé que consiguió marcar el gol que merecían. Ya era demasiado tarde para el conjunto blanco, por lo que el partido terminaría decantándose por el que mejor había jugado en el cómputo global de los 90 minutos.

Este partido dejada muchas conclusiones. La primera de ellas, es que el Barca obligó al equipo de Ancelotti a tener que plantear algo nuevo, dado que como estaban en el campo era imposible hacer daño. El Barca tuvo algunos problemas defensivos, en especial, se contrastaron con la entrada de Benzema, cuando el Madrid empezó a jugar con más espacios. El Real Madrid, por su parte, sigue con sus problemas en los ataques estáticos, no acaban de encontrar la tecla para hacer funcionar al equipo, y lo demostraron jugando con Ramos de centrocampista. Pero si algo me preocupa de este clásico, fue que ahora mismo, bajo mi punto de vista, el Barcelona no está para ganar la Champions, pero bueno, esto no deja de ser una valoración personal. Si en algo salgo reforzado de este partido, es del gran nivel que volvió a mostrar Iniesta, esperemos verle por esta línea más constantemente.


Escrito por: MrFutbolero

Artículo El Barca acabó con la mala racha de los clásicos escrito por MrFutbolero el día domingo, 27 de octubre de 2013. Con un total de 0 comentarios.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario